Tarimas

Tarimas NaturalesOtras tarimas: Sintéticas | Flotantes de Vinilo


Tarima de madera natural:

Es un tipo de pavimento de madera fabricado con un espesor variable entre 14 y 15 mm cuya composición se basa en una contracara de madera maciza (habitualmente de pino o abeto) y una capa noble cuyo grosor puede oscilar entre los 3 y 4mm. Entre los acabados de los que disponemos destacan las tarimas en barniz o aceite. Se puede instalar sobre todo tipo de suelos o superficies.

Una de las ventajas es la fácil instalación con suelo radiante ya sea por calefacción de tubería líquida como suelo radiante électrico.
Normalmente, para interior, viene barnizada o encerada de fábricavcon lo que no hay que darle ningún acabado posterior. Además, no hay obras ni escombros y no hay que vaciarvla casa de enseres y muebles.

Al colocarse las lamas completamente fijadas (sistema clic) entre sí, la tarima se comporta como si fuese de una pieza, por lo que hay que dejar una holgura perimetral para permitir las dilataciones y contracciones de la misma por los cambios de temperatura y humedad. Es decir, la tarima flota (de ahí el termino flotante) se instala sobre el antiguo pavimento, debajo de tarima se colocará una lamina aislante. Ese aislamiento la protege de posibles humedades, permite un pisado suave y evita ruidos innecesarios. La ventaja de la tarima natural es que al cabo de unos años se puede dar un limpiado de cara, lijar suavemente y barnizar y además el acabado de la madera es más cálido y da mayor sensación de pisar “madera”.

1/2